¿Cómo conseguir que mi hijo estudie?

Share This:

creative-post-1

 

Se acabó el verano. Nosotros al trabajo y nuestros hijos al cole, pero muchas veces ese cole es también nuestro trabajo al llegar a casa. Queremos todo lo mejor para ellos y no dudaremos en ayudarles con las tablas de multiplicar o aprendernos la teoría de Dalton si es necesario. Pero también es cierto que muchas veces vemos como su evolución va cayendo y no sabemos cómo conseguir que aprueben los exámenes ni que estudien.

Es por eso que comenzamos a incentivarlos y motivarlos y muchas veces parece que seguimos sin conseguir que avancen. Acudimos al colegio, hablamos con el profesor/a/es, sabiendo que se pasa horas haciendo la tarea mientras nos cuentan que no presta atención o que podemos intentar este método u el otro. Pero parece que ya lo hemos intentado todo.

A continuación os dejo un listado de algunas formas que pueden ayudar a vuestros hijos a mejorar en la escuela:

  1.    Reunirnos con los profesores

Es bueno reunirse con los profesores y tutores al comienzo del curso para decirles que nos contacten si están viendo algún problema. Muchas veces nuestros hijos no demuestran interés en la escuela o no se sienten a gusto. Lo primero que tenemos que hacer es encontrar el problema y, cuanto antes lo sepamos, antes podremos solucionarlo.

  1.    Explicarle que el colegio no es un castigo, sino una suerte y oportunidad

Muchas veces nuestros hijos se niegan a ir al colegio o repiten que “se aburren”. Tenemos que conseguir que entiendan que es una suerte que puedan ir al colegio, para aprender y convertirse en gente mejor. Que así podrán aprender muchísimas cosas nuevas, tener nuevos amigos y crecer. A veces funciona hacerles caer en la cuenta de “¡la de cosas de… (una asignatura) que sabes ahora! Piensa en que antes no sabías la tabla del seis! ¡Estupendo! El colegio siempre será un premio.

  1.    Admitir que necesitan ayuda

En ocasiones pensamos que no estudian lo suficiente o que ya mejorarán. Pero la verdad es que puede haber otros muchos factores por los que no les está yendo bien. Aunque nos cueste admitirlo, es bueno contar con la ayuda de alguien para que le ayude con la tarea del colegio y en los exámenes. La demanda de clases particulares está creciendo en nuestro país y hay muchos profesores con talento que adoran la enseñanza.

¿Por qué no contratar a un profesor particular? Según dicen “pedir ayuda es de inteligentes”, y la educación siempre será la base de todo. Encontrar a una persona que ayude a nuestros hijos con los deberes y les enseñe, siempre contribuirá en la confianza y estudio de ellos.

  1.    Hablar con el profesor particular de la evolución de nuestro hijo

Es bueno contratar a profesores particulares porque las clases son totalmente personalizadas. Además nuestros hijos empiezan a confiar más en sí mismos y ganar motivación para aprender, además de llevar las tareas al día. Pero es recomendable que estemos muy en contacto con este profesor porque estará viendo su mejora cada día o semana y se acabará convirtiendo en alguien de confianza que podrá ayudarle.

DESCUBRE SOFÍA

  1.    Buscar clases extraescolares que le interesen

Si apuntamos a nuestros hijos a algún deporte o clases adicionales que le gusten reforzará su capacidad de adaptación, y le traerá muchos más beneficios de los que pensamos. Hoy en día hay un número de actividades extraescolares prácticamente infinito en los colegios y en portales de contacto entre profesores y alumnos.

  1.    Supervisar su uso de televisión, móvil, videojuegos, etc.

Cada vez hay más niños enganchados a un aparato electrónico, y perdiendo su tiempo en videojuegos en vez de hacer las tareas o deberes. Últimamente parece que ellos ven inevitable tener un móvil con 8 años y conocer toda la cartelera de la TV. ¡Les están consumiendo!

Es bueno que se organicen y tengan tiempo para hacer sus deberes, jugar con sus amigos, estar con su familia y dedicarle algo de tiempo a este tipo de objetos.

  1.    Acudir a las conferencias de padres y profesores y mantenernos en contacto con el colegio durante el año escolar

No es necesario coger la maleta y mudarnos al colegio, pero siempre es bueno mantener el contacto, y ver al tutor al menos una vez por trimestre. Así podremos saber la evolución de nuestro hijo y ayudarle.

  1.    Hacerles crecer su interés por la lectura

Sentarnos con ellos cuando están aprendiendo a leer y seguir haciéndolo es una de las actividades más beneficiosas para el aprendizaje de nuestros hijos. Según el informe PISA de 2009, los niños que han leído con sus padres durante sus años en Primaria, muestran calificaciones superiores que la mayoría del resto de alumnos.

Y eso es todo por hoy. Espero poder seros de ayuda, aunque tan sólo os he contado algunos consejos, pero ya sabéis que ¡ningún padre nace sabiendo! Así que espero que encontréis la mejor forma para ayudarles con el colegio. ¡Suerte!

Facebook Comments